miércoles, 14 de mayo de 2014

Bordado en The Crafty Room


Hace tiempo que queríamos mostraros lo que hacemos en nuestras clases de bordado. Bordar es una labor muy creativa y relajante y nuestras alumnas están descubriendo que no es nada complicada.




Lo primero que aprendemos son los materiales que se pueden emplear y sus características, ya que las posibilidades son infinitas: diferentes telas e hilos, cintas, abalorios,...

Antiguo traje de bautizo restaurado por Deshilachado


Elegidos los materiales tenemos que utilizar las herramientas adecuadas: seleccionar las agujas, bastidores, con qué transferir el diseño que queremos bordar a la tela, cómo tintarla si queremos, etc.


Cuando ya lo tenemos todo preparado podemos empezar con los puntos de bordado. No sólo se trata de aprender a bordar, también de escoger el punto con el que obtendremos el efecto deseado. Tenemos:
  • puntos de contorno,
  • puntos para cenefas y bordes,
  • puntos de ribete y de inserción,
  • puntos sueltos
  • puntos de relleno
  • y puntos compuestos.

Paso a paso vamos plasmando nuestra creatividad y los resultados son tan variados como alumnos tenemos y tan bonitos que ellos son los primeros sorprendidos. ¡Y nosotras no podemos disfrutar más!


Las clases de bordado se imparten en talleres temáticos y en el Taller Continuo de Labores, aunque siempre hay algo que bordar en el Taller de Costura y en  el de Patchwork.

No hay comentarios :

Publicar un comentario