lunes, 13 de junio de 2016

Mi primer taller de Sashiko.

He esperado mucho, pero por fin llegó el momento de impartir mi primer taller de Sashiko. Desde que estuve en Japón, donde aprendí esta técnica de bordado japonesa, he practicado, investigado y estudiado mucho sobre ella y por fin me he sentido preparada para enseñarla.



El sashiko no surgió como un bordado, sino como una costura fuerte empleada para remendar y acolchar las prendas de las clases bajas. Pero el carácter japonés, siempre en busca de la belleza y la perfección, lo convirtió en un precioso bordado que hoy en día se utiliza con fines decorativos.






Para mi es un placer practicar el sashiko porque me gusta mucho el resultado y es muy relajante, así que estaba deseando compartirlo con mis alumnas. Y he tenido la suerte de hacerlo con cuatro de ellas a las que aprecio mucho, así que lo pasé genial en todos los sentidos. ¡Gracias, chicas, por una tarde estupenda!



1 comentario :

  1. Me gustaría aprender. Gracias
    Puedes ponerte en contacto conmigo? nabelha.1@gmail.com

    ResponderEliminar